martes, 13 de septiembre de 2016

XXV

Tengo dos entradas
que me abren las puertas
al recuerdo marchito de una noche de verano,
Soy rico si
de recuerdos fracasados se trata,
los guardo todos en una caja
decorada para una fiesta
que acabó en funeral.
La copa en alto
y los pésames acumulándose en las aceras,
no me juzgues si me pillas
un martes de borrachera
ya que entre hielos todo se anestesia.
Será que me pasé con la mezcla
y la resaca me invade al revés.
Nunca me cuadran las cuentas
cuando se trata de temblar
y la lluvia me empapa
buscando escapar
del ayer que vivo hoy.
Toda una vida
entre (a)brazos contenida
me ha acabado por quebrar las costillas.
Puñal hendido en la cobertura del olvido
ilustrando los vacíos del espíritu
demostrando
las carencias del ímpetu.
Me pasé de "te quiero" en papel,
de fotos de tu piel
desnuda
mientras duermes.
O dormías,
eso ya no lo sé
Solo sé que te has ido
y eso implica no volver.
Mi almohada te echará de menos,
eso sin duda,
ya hace tiempo que lo hace mi espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario